jueves, 24 de junio de 2010

Los mareados


Rara.. como encendida te hallé bebiendo linda y fatal... Bebías y en el fragor del champán, loca, reías por no llorar... Pena Me dio encontrarte pues al mirarte yo vi brillar tus ojos con un eléctrico ardor, tus bellos ojos que tanto adoré... Esta noche, amiga mía, el alcohol nos ha embriagado... ¡Qué importa que se rían y nos llamen los mareados! Cada cual tiene sus penas y nosotros las tenemos... Esta noche beberemos porque ya no volveremos a vernos más... Hoy vas a entrar en mi pasado, en el pasado de mi vida... Tres cosas lleva mi alma herida: amor... pesar... dolor... Hoy vas a entrar en mi pasado y hoy nuevas sendas tomaremos... ¡Qué grande ha sido nuestro amor!... Y, sin embargo, ¡ay!, mirá lo que quedó...






Por su significado especial, por estar dedicada a quien lo está, por ser lo que es...

5 comentarios:

Salem dijo...

Cuando lo canta Calamaro es una obra de arte.. hace que lo especial aún tenga un significado más brillante.

La gran pregunta eterna, ¿A quien va dedicado?

Luna Torcida dijo...

La pregunta, ni es grande ni es eterna, este TANGO fue dedicado a mi madre de parte de mi padre.

Anónimo dijo...

Es curioso, cómo cambian las cosas, las dedicatorias de un momento para otro..

Soy una mareada más.. =)

Anónimo dijo...

..y lo más ilógico de todo és la manera en la que cambia.

Yo ya dejé de marearme.. =)

Anónimo dijo...

¿Ilógico? todo sucede por alguna razón..
En el momento que deje de ser una mareada, la vida y todo lo que con lleva vivirla dejará de tener un sentido..
Es una manera de vivir..
Más vale una noche mareada, que una toda una vida atada y sin pasión.. El resto, ya vendrá.

¡¡SIEMPRE MAREADA!!