jueves, 15 de noviembre de 2007

¿Y DÓNDE ESTABAS TÚ?

¿Dónde estabas tú cuando te necesitaba? ¿tan mal me porté contigo? ¿tanto daño te hace mi existencia, que luchas por eliminarme, como si fuera uno de tus motivos para vivir? ¿por qué me engañaste durante tantos años con caricias que no significaban nada para ti y palabras que ahora me duele tanto recordar? ¿por qué me arropaste con mentiras y falsos sentimientos de amor? De verdad…¿tanto te duele mi existencia? ¿no me has quitado ya bastante, que ahora pretendes ahogarme quitándome hasta el poco aire que tengo? ¿no crees que ya sería hora de dejarme en paz? ¿de dejarme vivir?

Hacia dónde iré cuando consiga escapar de ti no lo sé, qué haré cuando llegue allí es aun un misterio, solo se una cosa… que no podrás seguirme ni volver a hacerme daño y así morirás en el olvido y sólo quedará de ti, un pequeño y borroso recuerdo de un día de marzo… el día en que no debiste volver.

Estas palabras están dedicadas a una persona que ha influido mucho en mi vida, y que por fortuna o por desgracia aún lo sigue haciendo con sus actos y decisiones. Y aunque sé que jamás leerá estas líneas, me gustaría decirle desde aquí, que nunca pudo, ni podrá hundirme.